SENTIMIENTOS HUMANITARIOS

Sin mucho mas q decir sobre lo sucedido en chile... Esta todo mas q a la vista...
averigua donde podes ayudar a nuestros Hermanos de alma..
Siempre hay Lugares donde podemos aportar un granito de arena para toda esa gente q sufre.. q estan en la nada total y absoluta. Lo unico q les qda a esas personas y familias es la esperanza de saber q pueden tender la mano y de vos depende q sus esperanzas no decaigan...

Dios bendiga tus buenas obras, tu esfuerzo y tus ganas de cambiar el mundo...
LORE...

mis otros blogs

  • Ella ♫ - Cierra tus ojos, voy a contarte algo que nunca te dije antes. Ella atrapó mi corazón. ella es la dulce miel que me hizo... Sentir distino a los demás. alg...
    Hace 4 años
  • - No te molestes si la gente solo te busca cuando te necesita....... Eres privilegiado de ser la vela que ilumina su oscuridad.....
    Hace 4 años
  • Algo que lei por ahi... - Características de los vampiros Aunque la descripción de estas criaturas varía un poco entre autores, tienen varias características en común: Fueron humano...
    Hace 6 años
  • "INCREIBLE Q ESTO PASE" - En La Matanza, el más grande conglomerado del conurbano, donde los chicos se venden por comida, 345 niños murieron en 2007 sin alcanzar su primer año de vi...
    Hace 6 años
Sólo entendemos el ‘milagro de la vida’ cuando dejamos que suceda lo inesperado. Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hizo ‘infelices’. Todos los días tratamos de fingir que no percibimos ese momento, que ese momento no existe, que hoy es igual que ayer y será igual que mañana. Pero quién presta atención a su día, descubre el ‘instante mágico’, puede estar escondido en cualquier parte.”

Seguidores

domingo, 25 de octubre de 2009



Largos vestidos de colores pastel: azul, rosa, verde, amarillo, anaranjado, rojo...... Sombreros medievales con velos que pod�an contrastar o conjugarse con los vestidos. Sedas y tules. Zapatos planos.

Cabellos dorados, azabaches, verdosos o marrones.

Siluetas primorosas acordes con la naturaleza. �rboles, flores, plantas, agua, aire, fuego, arena, sal marina, algas... Incluso rocas.

Algunas con alas. Otras con escamas en sus piernas. Orejas puntiagudas. Narices peque�as y ojos achinados o almendrados.

De buen o mal humor. J�venes o viejas. Reinas o mendigas.

Siempre dispuestas a ofrecer ayudas y dones a quienes los merecieran.

Y siempre tocaban a los hermanos m�s peque�os, quienes hab�an aprendido de los errores de los hermanos m�s mayores.

Suavidad. Elegancia. Finura. Generosidad. Sabidur�a. Belleza, sobre todo. Y eficacia.

Cu�nta necesidad ten�amos de las hadas cuando ni�as. Y ni�os. De aquella hada madrina de Cenicienta, de las hadas de la BellaDurmiente, de las venerables ancianas que se encontraban a la vereda de los caminos para probar los corazones de qui�nes paseaban por all�. Cu�ntos bailes imaginarios con aquellos gorros, aquellos zapatos y aquellas varitas m�gicas que tintineaban en la imaginaci�n de nuestras manos su alegr�a de juguete.

Y, al ir creciendo, nuestra imaginaci�n fue adaptando nuestros pensamientos a la realidad. Siempre est�n ah�: s�lo hay que descubrirlas. Es simplemente eso: saber verlas. Y no solamente en las pel�culas del Se�or de los Anillos, de Harry Potter, en los dibujos animados o en los cuentos de hadas, elfos o ninfas.

Hay quien ha encontrado en su propia madre la caricia matutina y el sol radiante. En su abuela el aroma del caramelo nuevo. En aquella visita que ven�a alg�n domingo, vestida de negro, el rico bizcocho o la flor reci�n cogida.

En el paseo cotidiano, la joven anodina que aunque no es bella, disfruta de una preciosa sonrisa. O la se�ora de edad que aprovecha que ese d�a tiene el j�bilo maquillado en su rostro y saluda al viento y al caminante. Esa extranjera vestida con ese vestido tan colorido que afirma cuando mira a tus ojos porque le gusta lo que ve o le ha resultado agradable encontrar algo de su tierra en un lugar lejano: una piel, un cabello recogido y trenzado, unos ojos picarones.....


No, no dejan de acompa�arnos. Yo creo que nunca nos han dejado.

Sean hadas, �ngeles o sentimientos, es acogedor sentirlas a nuestro lado... aunque no las podamos ver....