SENTIMIENTOS HUMANITARIOS

Sin mucho mas q decir sobre lo sucedido en chile... Esta todo mas q a la vista...
averigua donde podes ayudar a nuestros Hermanos de alma..
Siempre hay Lugares donde podemos aportar un granito de arena para toda esa gente q sufre.. q estan en la nada total y absoluta. Lo unico q les qda a esas personas y familias es la esperanza de saber q pueden tender la mano y de vos depende q sus esperanzas no decaigan...

Dios bendiga tus buenas obras, tu esfuerzo y tus ganas de cambiar el mundo...
LORE...

mis otros blogs

  • Ella ♫ - Cierra tus ojos, voy a contarte algo que nunca te dije antes. Ella atrapó mi corazón. ella es la dulce miel que me hizo... Sentir distino a los demás. alg...
    Hace 4 años
  • - No te molestes si la gente solo te busca cuando te necesita....... Eres privilegiado de ser la vela que ilumina su oscuridad.....
    Hace 4 años
  • Algo que lei por ahi... - Características de los vampiros Aunque la descripción de estas criaturas varía un poco entre autores, tienen varias características en común: Fueron humano...
    Hace 6 años
  • "INCREIBLE Q ESTO PASE" - En La Matanza, el más grande conglomerado del conurbano, donde los chicos se venden por comida, 345 niños murieron en 2007 sin alcanzar su primer año de vi...
    Hace 6 años
Sólo entendemos el ‘milagro de la vida’ cuando dejamos que suceda lo inesperado. Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hizo ‘infelices’. Todos los días tratamos de fingir que no percibimos ese momento, que ese momento no existe, que hoy es igual que ayer y será igual que mañana. Pero quién presta atención a su día, descubre el ‘instante mágico’, puede estar escondido en cualquier parte.”

Seguidores

domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Qué son los cristales?


Podría decirse que cristal es sinónimo de belleza, de transparencia, de reflejos de luz. Por lo general la palabra cristal se la confunde con vidrio, o bien con una variedad más refinada del vidrio, más costosa o de mejor calidad. En realidad el cristal es el producto de un proceso natural, es un mineral en estado líquido que luego de enfriarse a determinada temperatura se cristaliza y en su estructura interna las moléculas adoptan una ordenación perfecta. Todos los cristales son minerales, pero no todos los minerales se cristalizan. Sabemos también que se los denominan piedras preciosas o semipreciosas como la esmeralda, el rubí, etc. Además de su importancia como ornamento, colgante con gemas incrustadas, anillos, etc.; suelen ser considerados de buena o mala suerte por los que son supersticiosos. También debemos considerar que el cristal irradia energía, ésta es considerada una fuerza natural, que aún no ha sido totalmente asimilada por el hombre, pero que puede ser aplicada en el ámbito físico y psíquico de manera positiva. Además está demostrado que esa energía produce vibraciones.
El poder de los cristales puede ayudar en forma positiva en la vida psíquica y física de los seres humanos, ya que poseen una fuerza armónica, real, serena y benéfica. Esta fuerza ayuda a mejorar la vida afectiva y emocional, a concretar los sueños, a lograr relacionarse mejor con uno mismo y con los otros. Los cristales tienen desde el punto de vista estructural un perfecto equilibrio, porque sus moléculas, átomos o iones tienden a mantener un equilibrio, vibrando alrededor de puntos fijos, por lo que el impulso del cristal armoniza todo aquello a lo que irradia las vibraciones. Hay que aclarar también que toda persona que use el cristal no ve acrecentada su energía simplemente por colgarse uno en el cuello, sino que el cristal dirige y equilibra la energía del ser humano, por ello sentimos que nuestra energía física y psíquica comienza a aumentar. Hay que recordar que los cristales no aportan soluciones mágicas, curan siempre y cuando las energías del ser humano estén preparadas para recibir las vibraciones positivas de éstos. Los cristales crean campos de energía y éstos serán menos poderosos con cristales opacos que con cristales brillantes. Estos campos de energía son captados por la psiquis y el organismo a través de un halo, un campo de fuerza propio del cuerpo humano, llamado aura. El poder del cristal es lento y no resuelve los problemas afectivos de un momento a otro. Es una esencia viva que irradia y recibe energía, que puede utilizarse para mejorar la calidad de vida. Lo único más importante es crear las condiciones más adecuadas para que la energía actúe de forma beneficiosa.
Si bien los cristales siempre fueron atractivos para el hombre hoy son utilizados con mayor sabiduría, no solamente en el campo tecnológico, sino también con fines curativos, de meditación, para elevar nuestra percepción y para lograr el autoconocimiento. Sabemos ahora que los cristales reflejan energía producto de su estructura molecular interna. Estas energías no se miden con los valores convencionales, sino que son consideradas como buenas o malas para cada individuo en particular y no son iguales para todo el mundo. Cada persona puede creer o no, que los cristales tienen poderes mágicos, pero no se puede dudar que los cristales tienen poder de irradiar energía ya que esto está comprobado científicamente y que ésta tiene la capacidad de focalizar, purificar y tonificar nuestra propia energía. Debido a los numerosos conceptos que se tienen acerca de las propiedades de los cristales, suele confundirse, basado en supersticiones que dicen atraer a la buena o a la mala suerte, los beneficios y los límites reales de éstos. Se debe tener en cuenta que los cristales no pueden hacer milagros (curar enfermedades, depresiones, etcétera) con solo frotarlos o llevarlos encima; no pueden ocasionar daños físicos o psíquicos al ser humano; ni recuperar seres queridos que nos abandonaron, como hacer regresar un esposo o una esposa, sí ayudar con su energía a luchar con mejores armas contra lo perdido; no puede sustituir a los especialistas médicos; no se puede delegar las responsabilidades a los cristales, suponiendo que éstos nos harán las cosas más fáciles; o encontrar objetos perdidos. Lo que sí pueden los cristales es favorecer la capacidad de concentración, meditación y percepción; mejorar las relaciones con uno mismo y con los demás; mejorar nuestra calidad de vida, creando un ambiente más sereno y armónico; sanar dolores localizados, ayudar a conciliar el sueño, eliminando pesadillas, insomnios, provocando sueños agradables; aclarar los objetivos, las metas, las decisiones que debemos tomar; ayudar a la autoevaluación y ayudar a realizar cambios.